sábado, 12 de abril de 2014

Cocido de fresco de mi abuela

Me adelanto un día en subir la receta de la semana porque se acaba el plazo en el Concurso del blog de  Cocinando con las Chachas  de este año. El pasado organizaron un concurso en el que resulté ganadora ¡¡Siii!!con la receta de Jabón natural de glicerina, aloe vera, miel y limón, receta que escogí de entre todas las de su blog que de eso trataba el concurso, ha sido una receta muy visitada y elogiada tanto en un blog como en otro. Este año cumplen su 2º aniversario regalándonos estupendas recetas de comida y bueno, esta vez la temática es Vuestra mejor receta tradicional¡Corred que se acaba el plazo!
Sinceramente no es mi mejor receta tradicional ni la mejor de mi repertorio siquiera aunque si que está muy buena sobre todo como la hacía mi abuela Concepción que le daba un toque especial (Como una abuela nadie). Las legumbres no son mi plato favorito pero era la mejor receta tradicional que tenía ella y por ello quiero que sea la que va a participar en el concurso de las Chachas.
Espero que os guste.









Preparación:
Ponemos todos los ingredientes (menos los garbanzos) en la olla en fresco con agua hasta cubrir. Encendemos a fuego fuerte y dejamos que se caliente el agua, será entonces cuando pondremos los garbanzos.
Una vez hierva bajamos el fuego a medio.Así se cocinará hasta que quede todo tierno. Ponemos la sal cuando los chícharos (judías blancas) se pongan tiernas.

Pringá:
Con la carne, morcilla y tocino tenemos después una riquísima pringaita a poder ser con pan prieto de La Algaba. (de donde era mi abuela y que no es el pan que muestro en la foto) desmenuzando la carne con el tocino y la morcilla y poniéndolo en el interior del pan que tostamos por fuera ¡Esto me encanta, está riquísimo!

Nota de la carnicera:
Para que no se salga el interior de la morcilla si la compramos cortada, la pondremos en un plato en el microondas 1 minuto. ésto hará que se comprima la carne del interior y nos quede perfecta.


Palomitas y "gusanitos" en la cocina. Ahora que comienza el calor tendremos en la cocina estos visitantes molestos que nos hará limpiar muchas veces la cocina y que aunque pongamos pegatinas en las puertas de los armarios de ésta, seguirán, aparte de que no es bonito de ver las pegatinas con estos bichitos pegados. Se debe a tener almacenados ciertos alimentos como legumbres, harina, pasta, frutos secos, aunque los hayamos comprado hace poco y guardemos en botes de cristal bien cerrado aparecerán. Solo tenemos que guardar todo estos alimentos en el frigorífico (si, más carga para el pobre). Las legumbres podemos ponerlas en remojo toda la noche, escurrirlas y congelarlas y el resto comprar lo que vayamos a consumir y lo que sobre al frigorífico, de este modo no tendremos visitantes no deseados.







domingo, 6 de abril de 2014

Crema de pollo y calabaza con jengibre, cardamomo y nuez moscada.

Estoy encantada de participar en este bonito Concurso que Manuela Panzanini ha organizado para todos nosotros, es divertido y simpático y muy original. Os dejo el enlace para que vayáis con la intriga de ver de qué se trata y conozcáis su estupendo blog, Ella es una italiana simpatiquísima que os va a encantar conocer si es que ya no lo habéis hecho. Su blog Cooking Manu os espera para deleitaros. (Hacer click sobre el nombre del blog para que os dirija hasta allí)
Entre las concursantes nos enviamos ingredientes con los que elaboramos recetas... si, si, más información allí.
Gracias por este bonito concurso Manu.























































Preparación:
En una olla doramos la cebolla y el pollo en trocitos. Pelamos y lavamos la calabaza, la patata y el apio que también añadimos. Agregamos 1 l de agua. Dejamos cocer 20 minutos.
En el vaso de la batidora trituramos los ingredientes (reservando un poco para la presentación del plato) con un poco del caldo en donde lo hemos cocinado. Llevamos de nuevo la crema a la olla añadiendo además el jengibre, nuez moscada y el cardamomo (Éste debe estar muy triturado) más la crema de queso, removemos suavemente 5 minutos más al fuego suave.
Servimos con unos picatostes y los trocitos de pollo y verduras reservados.








domingo, 30 de marzo de 2014

Crema de Chiquitillos Coral

Hoy quiero compartir con vosotros una crema de galletas muy rica y diferente, es diferente porque el sabor anisado dulce de estas deliciosas galletas no te van a dejar indiferente. He recibido en casa un generoso lote de productos de la mano de Carlos Fernández de Galletas Coral además de ser encantador cuenta con la extraordinaria calidad de estos productos, os recomiendo con total confianza que probéis cualquiera de ellos, son frescos, con textura perfecta, crujientes y con un delicioso sabor.










Nos gustó mucho a mis hijas, mi marido y a mi todas las galletas recibidas, las Boer-Nata son extraordinarias, aquí no se cumple lo que tanto decimos de que hoy en día no se hacen las cosas como antes, si las pruebas no paras, os aseguro que no son como las que encontramos en cualquier establecimiento que apenas tienen sabor o no están crujientes, saben a deliciosas galletas de barquillo y nata. Lo mismo sucede con las Boer-Coco, con los Bizcochos-King y las originales Chiquitillos. Iré subiendo recetas para elaborar deliciosos postres con unas u otras de estas ricas galletas que he recibido. Si queréis más información de otros productos que tienen además de éstos os dejo el enlace, podéis poneros en contacto con ellos, mirar otras riquísimas recetas, sus instalaciones y algunas noticias con referencia a la empresa.
Por cierto, les doy mi felicitación por sus 80 Años ofreciéndonos la mejor calidad.
www.galletascoral.com 

Estupendo lote!



Y delicioso postre































Comenzamos con la receta.








Poner en un cazo la mitad de la leche, la otra mitad la ponemos en el vaso de la batidora junto con la vainilla líquida, el azúcar y el sobre de la cuajada (así no quedarán grumos) Llevarlo calentar unto con el resto de la leche.
Aparte rompemos el huevo en un bol y batimos más o menos. Ponemos unas cucharadas d la mezcla que estamos calentando removiendo para integrar bien, añadimos un poco más sin dejar de remover.
Antes de que comience a hervir la mezcla incorporamos el huevo al cazo y dejamos un par de minutos removiendo constantemente. Apartamos y sobre la cama de galletas que sacamos del congelador la vertemos. Dejamos enfriar totalmente.
Cubrimos con polvo de galletas.



domingo, 23 de marzo de 2014

Rosas o Flores de Miel


De niña fue la primera vez que comí estos dulces,  me encantaron tan jugosas bañadas en miel, trataba de imaginar cómo podían conseguir unas capas tan finas, me sorprendió mucho aquel dulce tan fino de textura y paladar. Cuando hace pocos años me dijeron cómo se hacían y dónde podía encontrar el molde me alegré bastante y no tardé nada en comprarlo y hacerlas. La verdad que deben quedar algo más cerradas, que no se abran al final pero es como me quedan aunque si que están buenísimas.

Con miel
















Con azúcar y canela






















El molde



















Fuente: La repostería de Miguel en   Flores de Miel





Preparación:
Los moldes los venden en ferreterías puedes encontrarlos en casi todas.

Utilizaremos un cazo o sartén con buen fondo para freírlas.

Para hacer la masa tan sólo batimos los huevos con la pizca de sal, agregamos el agua, batimos y sin dejar de hacerlo añadimos la harina en varias veces, debe quedar una consistencia de natillas.

Ponemos a calentar el aceite donde freímos la cáscara de naranja aromatizando y suavizando el aceite.
El molde para las flores lo dejamos dentro del cazo o sartén donde las vamos a freír que tiene que estar muy caliente para que la masa líquida se adhiera a las paredes y así conseguir unas capas finas de nuestra flor de miel.
Una vez alcanzada buena temperatura, introducimos el molde caliente en la masa sin que llegue hasta el borde de arriba de éste para que así puedan desprenderse las flores con facilidad y freímos. Agitamos el molde con cuidado de no quemarnos con salpicaduras para ayudar que se suelten las flores, Debemos dejar el molde dentro del aceite una vez desprendida la flor para que no se enfríe y así mantenerlo caliente para la próxima flor le damos la vuelta con una espumadera para dorarlas por el otro lado. Sacamos y reservamos.
Hacemos lo mismo para las siguientes flores hasta terminar la masa.

Una vez todas fritas y frías, calentamos suficiente miel para hacerla más líquida y enmelarlas. Es como se suelen presentar y están más buenas pero si no te gusta la miel o no puedes comerla se rebozan con azúcar y canela (Mi marido no puede comer miel por eso he hecho la mitad de esta manera) pero quedarán más secas.
Espero que os hayan gustado.

domingo, 16 de marzo de 2014

Barquitos rellenos de Cidra o Cabello de ángel

Éstos deliciosos pastelitos los he sacado del blog Mis recetas de cocina hace muy poco que los vi también en otro blog y ya no he podido resistirme, quería tardar un poco más en subir la receta ya que muchos de vosotros la habréis visto pero nos ha fascinado en casa sobre todo a los que somos los papis ya que mis hijas no son tan pasteleras como nosotros. Son altamente adictivos hasta el punto que entre mi marido y yo nos lo hemos comido casi todos en 3 días ¡Prometo no volver a hacerlos hasta que no pase un tiempo prudencial!
Como veis podemos hacer si no tenemos o no queremos comprar los moldes de los barquitos un pastel redondo o cuadrado como vemos en la foto. No creáis que es muy laborioso de hacer éstos dulces, no lo son si el hojaldre es comprado.

Antes quiero agradecer muchísimo a Merche y Sunny del blog Sorpresa en la Mesa un simpático premio que me han otorgado "Blog más tierno" porque son unas chicas estupendas con unas recetas deliciosas que os aconsejo que vayáis a ver y conocerlas, os va a encantar todo lo que veréis allí si es que aún no lo conocéis. Como he dicho en ocasiones anteriores no sigo cadenas de premios ya por falta de tiempo pero eso no quita que no haga mención de dicho honor porque realmente se agradece mucho que se acuerden de una ¡Muchas gracias chicas!

¡Vamos con la receta!





























































































Así rellenaremos.











Preparación:

Encendemos el horno a 180ºC Calor arriba y abajo. Horneado a media altura.

Hojaldre:  Engrasamos los moldes con mantequilla. Extendemos el hojaldre sobre los moldes que vamos a utilizar. Hacemos presión con los dedos ligeramente para que la masa cubra el fondo. Con un rodillo pasamos por encima para cortar los bordes.
Cidra: En el fondo colocamos un poco (No en exceso) de cidra o cabello de ángel, la extendemos suavemente sobre el fondo.
Magdalenas: A continuación preparamos la masa de magdalenas: En un bol ponemos los dos huevos y el azúcar, Batimos con varillas hasta doblar volumen. Añadimos el aceite mientras seguimos batiendo y la leche. Por último la harina tamizada junto con la levadura hasta que quede bien integrada.
Vertemos sobre la cidra un poco de esta masa de magdalenas sin llegar al borde.
Horneado: Llevamos nuestros barquitos al horno precalentado dejando que se horneen hasta quedar dorados. Retiramos, dejamos enfriar un poco y desmoldamos.
Glaseado: Hacemos el glaseado que he variado un poco de la receta original.
En un bol pequeño ponemos unas 2 cucharadas de azúcar glas, añadimos unas gotas de agua o la suficiente para que al remover nos debe quedar una consistencia de crema espesa pero que se pueda untar sin problemas sobre nuestros pasteles. Con ella pintamos una pequeña parte encima de nuestros barquitos.

¡Listos para disfrutar!






viernes, 7 de marzo de 2014

Pastel de Patatas, coles de Bruselas, tomate y queso.

¿Para qué poner la receta si ya en el título lo digo todo? Si, soy de las que no menosprecia ningún ingrediente y hasta 4 tienen su lugar en el título porque todos son importantes, 4 sacan una sonrisa, ya más haría risa.
Este pastel salado es amargoso, las patatas le dan dulzor y suavizan su sabor. Las patatas utilizadas son de la excelente calidad de Patatas del Pueblo de Frusangar 
¡Vamos con la receta!



















Preparación:
Pelamos, lavamos y cortamos en dados las patatas. Las llevamos a una olla con agua y sal cocinándolas hasta que nos queden tiernas.
A la vez ponemos en una olla las coles de Bruselas con agua hasta cubrir con un poco de sal. Llevamos a ebullición. Una vez tiernas apartamos, escurrimos, rociamos con un poco de limón (opcional).
Con las patatas hacemos un puré machacándolas con un tenedor, Ponemos con ellas una cama sobre un plato o fuente donde lo vamos a servir. Encima repartimos tomate frito y detrás las coles de Bruselas.
Cubrimos con abundante queso para fundir y llevamos al horno con calor arriba hasta que quede bien fundido.

Sugerencia:
Con cebolla caramelizada dará un toque genial.